Hotel Bersoca
Hotel Bersoca  header
Home > Ven a Benicàssim en otoño

Ven a Benicàssim en otoño
Hotel Bersoca



Benicàssim es un destino vacacional que lo tiene todo y es perfecta para disfrutar de ella durante todo el año. Con el otoño, llega también la mejor época para viajar a este municipio de la Costa Azahar, ya que las multitudes se disipan y se puede sentir su esencia de una forma más íntima. Además, su temperatura suave te permitirá seguir disfrutando de todos sus atractivos turísticos como playas, monumentos, museos o entorno natural.

Si quieres aprovechar todo esto y hacer una escapada de ensueño, desde Hotel Bersoca te explicamos los mejores planes que hacer en Benicàssim en otoño.

Benicàssim en otoño: los mejores planes

Parque Natural del Desierto de Las Palmas

Comenzamos por un rincón natural único, protegido por su alto valor ecológico. En el Parque Natural del Desierto de Las Palmas encontrarás paisajes vírgenes con abundancia de palmito y los mejores miradores de la zona, que te ofrecerán una panorámica de este municipio y los alrededores impresionante. Puedes pasar un día en este espacio a caballo, en bicicleta o, si lo prefieres, caminando a la vieja usanza.

Castillo de Montornés

Otra de las cosas qué hacer en Benicàssim en otoño es ir hasta una de las cimas más altas del parque que te hemos explicado anteriormente, donde encontrarás las ruinas del Castillo de Montornés. Este castillo del siglo X, según cuentan las leyendas, llegó a ser conquistado por el mismísimo Cid Campeador. ¡No te lo pierdas!

Islas Columbretes

La tercera opción está dedicada a los amantes de la naturaleza, los volcanes y los ricos fondos marinos. El Parque Natural de las Islas Columbretes es un pequeño archipiélago de origen volcánico que antiguamente era conocido como Islas de las Serpientes. En él encontrarás un ecosistema único y una rica flora y fauna.

Museo Sacro del monasterio carmelita

En este museo verás los valores culturales más importantes del Desierto de Las Palmas a través de su biblioteca y museo. Además de 600 obras de arte y un enorme fondo bibliográfico y documental que los monjes ordenan y clasifican durante su día a día.

Un paseo por sus playas

Por último, si hay algo que nunca falla en un viaje a Benicàssim es un tranquilo paseo por sus bonitas playas. Las más bonitas de la zona son: la Playa Heliópolis, Playa Voramar, Playa del Torreón o la Playa Almadrava. De esta forma, podrás terminar la jornada en un chiringuito con un buen plato digno de la cocina mediterránea.

Después de este artículo, ¿ya te has decidido a realizar un viaje a Benicàssim en otoño? Entonces, te esperamos en Hotel Bersoca, donde descansar mientras te sientes como en casa gracias a nuestro trato próximo y personalizado. Nos encontrarás a tan solo un paso de la playa Heliópolis, el punto de partida ideal para visitar los rincones más bonitos que te hemos explicado.

Consigue tu habitación aquí para gozar de todos los servicios para una estancia de 10, y si resides en la Comunitat Valenciana, se te aplicará un descuento con el bono Viatgem.